Es muy frecuente encontrar en la clínica de fisioterapia pacientes con problemas en la región isquiotibial (parte trasera del muslo). Sobre todo, en deportes explosivos que incluyen cambios de ritmo y carreras en velocidad. A continuación, vamos a hablar un poco más en profundidad sobre los isquiotibiales y lo enmarcaremos en el mundo del futbol ya que es uno de los deportes en los que más lesiones del grupo isquiotibial aparecen.

Cómo son y cómo funcionan los Isquiotibiales

En primer lugar, es importante recalcar que los isquiotibiales no son un único músculo, sino que está compuesto por tres vientres musculares independientes que de zona más interna a externa son: semimembranoso (SM), semitendinoso (ST) y bíceps femoral (BF).

Pese a conocerse como Isquiotibiales, debería emplearse el término Isquiosurales dado que no todos los músculos que lo componen se dirigen del isquion hasta la tibia, sino que en el caso del BF se inserta en el peroné.

El ST y SM trabajan en conjunto y sus funciones son: extensión de cadera, rotación interna de cadera cuando la rodilla está extendida, flexión de rodilla y rotación interna de rodilla cuando ésta está flexionada. Ambos van del isquion hasta la tibia.

El BF tiene dos cabezas diferenciadas ya que no comparten origen, se distinguen por su longitud:

La cabeza larga realiza: extensión de cadera, flexión de la rodilla, rotación externa de rodilla cuando está flexionada, rotación externa de cadera cuando la rodilla está extendida. Va del isquion hasta el peroné. La porción larga del bíceps femoral es el lugar dónde es más frecuente la lesión en deportes en los cuales haya cambios de ritmo, de dirección y saltos.

La cabeza corta realiza: flexión de la rodilla y rotación externa de rodilla cuando está flexionada. Va desde la línea áspera (cara posterior del muslo) hasta el peroné.

Juntos, los isquiosurales realizan grandes fuerzas que están involucradas en todas aquellas acciones de aceleración, desaceleración, cambios de dirección, movimientos a alta velocidad y saltos. 

Lesiones en el fútbol

Según un estudio realizado sobre las lesiones musculares más comunes en los futbolistas profesionales, se advirtió que:

La lesión muscular más común en el fútbol se produce en los isquiosurales independientemente de la edad (estudio realizado en grupos de 16 años en adelante).

Podemos apreciar en el gráfico cómo en todos los casos hay una diferencia sustancial del número de lesiones en isquiosurales en comparación con cuádriceps, cadera y gemelos.

En el estudio también se observa que el mayor caso de lesiones se produce durante el partido en lugar de los entrenamientos.

Principalmente éste fenómeno se da como consecuencia del incremento de exigencia que aporta el jugador durante los partidos en comparación con los entrenos.

A lo largo del partido, vemos como el número de lesiones de los isquiosurales siempre es el más alto independientemente del momento del partido en el que nos encontremos.

Fifa 11+

Pese a conocerse el elevado índice de lesiones que presentan los isquiosurales, aún hoy en día sigue siendo el mayor campo de batalla de los fisioterapeutas y preparadores físicos de los jugadores.

Tanto es así, que la FIFA presentó un programa de entrenamiento para minimizar lesiones, el programa de entrenamiento FIFA 11+ está compuesto por 10 ejercicios en los que encontramos excéntricos de isquiosurales (Nordic curls) entre otros. [3,4]

Desde el lanzamiento del FIFA 11+, los estudios han confirmado los efectos preventivos del programa y han evaluado sus efectos en el rendimiento de jugadores de fútbol [5]. Se observó que los equipos que incluyen el FIFA 11 tenían entre un 30% y 70% menos jugadores lesionados, reduciendo las lesiones más comunes en el fútbol: Isquiosurales (60%), cadera (41%), rodilla (48%) y tobillo (32%) [6]

Llegados a este punto, vale la pena analizar en qué circunstancias un futbolista es más propenso a lesionarse. Si observamos el gráfico realizado en el estudio de Timmins et al., [7] apreciamos que el mayor número de lesiones aparecen cuando hay una combinación de acortamiento y debilidad muscular. Por lo tanto, habrá que procurar huir de esta situación para evitar la aparición de lesiones.

Imagen5

Ejercicio Excéntrico

Se ha demostrado que el desequilibrio de fuerza en los isquiosurales-cuádriceps es un factor que incrementa el riesgo de lesión [8] y que viene delimitado por varios factores tales como la velocidad angular, el ángulo de extensión de rodilla y la fatiga muscular. 

Se ha comprobado que la realización de ejercicio excéntrico de los isquiosurales en comparación con ejercicio concéntrico mejora la fuerza y disminuye el desequilibrio muscular entre agonista-antagonista, recalcando la importancia de incluir este tipo de estímulos para prevenir lesiones [9]. Debemos fortalecer a la musculatura de los isquiosurales en su acción excéntrica. Podéis ver algunos ejercicios para tonificar los isquiosurales clicando aquí.

Estiramiento

Cuando pedimos a nuestros pacientes que nos enseñen cómo estiran los isquiosurales, la gran mayoría eleva la pierna con la rodilla estirada.

El hecho de tener la rodilla estirada nos permite poner tensión en el nervio ciático, en su rama tibial posterior que transcurre por detrás de la rodilla [10]. Sin embargo, si nuestro objetivo es únicamente estirar el conjunto isquiosural, estamos realizando de forma incorrecta el estiramiento. Al estirar el nervio, notaremos sensación de tirantez detrás de la rodilla que puede irradiar hacia el pie y ello nos limitará la tensión que podemos aplicar al músculo.

Imagen6

Para realizar un buen estiramiento de los músculos isquiosurales debemos en primer lugar flexionar la cadera, posteriormente estirar la rodilla. La sensación de estiramiento va a ser muy diferente en ambos casos. Ahora vamos a notar tirantez en la zona central del músculo.

Imagen8

Como hemos indicado al inicio del artículo, los isquiosurales están formados por tres músculos independientes. ¿Pero cómo estirarlos de forma independiente?

¡Usando la tibia y peroné como ‘timón’!

Cuando realizamos flexión de cadera y estiramos la rodilla vamos a notar que estiramos la zona media de los isquiosurales, en esta posición podemos rotar el pie junto con la tibia y peroné.


Si rotamos hacia el exterior, incrementaremos el estiramiento en la musculatura más interna de los isquiosurales (ST y SM)


Si rotamos hacia el interior, incrementamos el estiramiento en la musculatura más externa de los isquiosurales (BF).

Conclusiones

  • Los isquiosurales son el grupo muscular más exigido en el fútbol, por ello es el que presenta una mayor cantidad de lesiones.
  • Es importante incluir ejercicios específicos, un programa que permita a los deportistas tener unos isquiosurales fuertes y elongados para reducir el riesgo de lesión.
  • En el caso del futbol, se exige mucho trabajo en carga excéntrica de los isquiosurales, principalmente al bíceps femoral. Por ello es indicado trabajar con ejercicio excéntrico para fortalecer y acostumbrar la musculatura al tipo de cargas que será sometido a lo largo de los entrenos y partidos.
  • El estiramiento debe realizarse de forma específica para el vientre muscular que se quiera trabajar en el deportista. En el caso de los futbolistas, pondremos especial atención en estirar el bíceps femoral.

Bibliografía

1)  M. de Hoyo. Et al., Revisión sobre la lesión de la musculatura isquiotibial en el deporte: factores de riesgo y estrategias para su prevención. Rev Andal Med Deporte. 2013;6(1):28-35

2) Jan Ekstrand et al., Epidemiology of Muscle Injuries in Professional Football (Soccer). February 2011. The American Journal of Sports Medicine 39(6):1226-32. DOI:10.1177/0363546510395879

3) Bizzini M, Junge A, Dvorak J, Implementation of the FIFA 11+ football warm up program: How to approach and convince the Football associations to invest in preventionBritish Journal of Sports Medicine 2013;47:803-806.

4)https://www.gefientrenamiento.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/FIFA-11-summary-poster.pdf Copyright ©2016 – 2019 FIFA. All rights reserved. 

5) Bizzini M, Dvorak J, FIFA 11+: an effective programme to prevent football injuries in various player groups worldwide-a narrative review. Br J Sports Med 2015 May;49(9):577-9. doi: 10.1136/bjsports-2015-094765

6) Thorborg K, et al., Effect of specific exercise-based football injury prevention programmes on the overall injury rate in football: a systematic review and meta-analysis of the FIFA 11 and 11+ programmes. Br J Sports Med. 2017 Apr;51(7):562-571. doi: 10.1136/bjsports-2016-097066. Epub 2017 Jan 13.

7) Timmins R, et al., Short biceps femoris fascicles and eccentric knee flexor weakness increase the risk of hamstring injury in elite football (soccer): A prospective cohort study. British Journal of Sports Medicine 50(24). 2015. doi:10.1136/bjsports-2015-095362

8) William R Holcomb, et al,. Effect of hamstring-emphasized resistance training on hamstring:quadriceps strength ratios. J Strength Cond Res. 2007 Feb;21(1):41-7. doi: 10.1519/R-18795.1.

9) Croisier JL, et al., Strength imbalances and prevention of hamstring injury in professional soccer players: a prospective study, Am J Sports Med. 2008 Aug;36(8):1469-75. doi: 10.1177/0363546508316764. Epub 2008 Apr 30.

10) Sciatic, tibial, and common peroneal nerve (also known as the common fibular nerve). From Drake R, Vogl AW, Mitchell AWM, et al. Gray’s Atlas of Anatomy. Philadelphia: Churchill Livingstone/Elsevier, 2008, p. 295.

Intecma

Centros de Fisioterapia y salud

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Medidas preventivas COVID-19

En Intecma nos preocupamos por la SALUD, y seguimos trabajando para ofreceros una atención segura y de calidad cumpliendo con la normativa vigente. En el enlace os indicamos algunas de las medidas de prevención frente al COVID-19: