¿Qué es la rodilla de saltador?

Somos muchos los que practicamos o hemos practicado en algún momento deportes de impacto, es decir con multisaltos repetitivos, y en algún momento hemos notado dolor en la parte delantera de la rodilla. Eso puede ser causado por una degeneración (no inflamación) del tendón rotuliano o el cuadricipital y recibe el nombre de Rodilla de Saltador o Jumper’s Knee.

¿A quién afecta principalmente?

Este tipo de lesión se da con mayor frecuencia en hombres que se encuentran entre la adolescencia y los 30 años de edad y que practican deportes con muchos saltos como el voleibol, baloncesto, balonmano o pruebas de atletismo como el salto de longitud o el triple salto. El motivo por el que estos deportistas tienen un mayor riesgo de sufrir la lesión es que los deportes que practican incluyen movimientos como los ya mencionados saltos, caídas, aceleraciones, desaceleraciones y cambios de dirección, movimientos que se describen como bastante traumáticos para los tendones de la rodilla.

Pero ¿qué pasa con la gente que no practica deporte y sufre un dolor similar al que hemos comentado antes? Estudios recientes concluyen que, entre la población que no practica deporte, hay mayor riesgo de sufrir esta lesión si se ha sufrido obesidad o sobrepeso en algún momento de la vida y/o se tiene una estatura elevada.

Hombres > Mujeres

Jugadores de Voleibol, Baloncesto, Salto de Longitud y Balonmano

16 – 30 años de edad

Sedentario con masa corporal elevada

Deportistas de élite

Sedentario alto

Diagnóstico

A nivel de diagnóstico por imagen se recomienda utilizar la ecografía o la resonancia magnética, ambas pueden ayudar a ver la severidad de la lesión y ayudar así a programar el tratamiento y cuantificar la evolución de la patología.

Otra forma de valorar la funcionalidad del tendón es usar un cuestionario como por ejemplo el Victorian Institute of Sport Assessment (VISA). Este valora del 0 (máxima sintomatología) al 100 (sin síntomas) los síntomas que presenta el paciente cosa que permite valorar y objetivar la lesión.

Los test manuales que se realizan para discriminar si el dolor en la rodilla proviene o no de la lesión de la que estamos hablando son el “Basset’s Sign” y el “Standing Active Quadriceps Sign”.

Tratamiento

Para este tipo de lesión, en la mayoría de los casos, se opta por tratarlo de forma conservadora, es decir, no hace falta pasar por el quirófano.

A nivel de medicación, no está demostrado que mejore con los antiinflamatorios y está contraindicado el tratamiento con corticosteroides por el riesgo de rotura del tendón. El tratamiento se centra en readaptar el tendón, eso lo conseguimos con trabajo de fuerza de los músculos encargados de la extensión de la rodilla, combinado con técnicas de terapia manual, punción seca, ondas de choque y/o diatermia. La progresión que debemos seguir para trabajar a nivel de ejercicios debe ir de general a más específica, acabando por reproducir el gesto deportivo del paciente. Este proceso puede durar entre 20 y 90 días dependiendo de la gravedad de la lesión y de posibles complicaciones que puedan aparecer durante el tratamiento. Por eso es importante la valoración por parte de un profesional sanitario, ya que dicha valoración ayudará a poder programar bien la progresión y el cambio de etapas en cuanto a los ejercicios. Os dejamos un ejemplo de progresión para un jugador de voleibol.

Ejemplo de progresión en jugador de voleibol con rodilla del saltador

1. Leg Extension

2. Goblet Squat

3. Clean

4. Box Jump

5. Gesto deportivo (Bloqueo)

En Resumen

  • La rodilla de saltador es una lesión degenerativa, no inflamatoria.
  • Aparece, principalmente, en deportistas que practican deportes con muchos saltos, cambios de dirección y cambios de velocidad.
  • Tiene una relación con el peso y la altura (a mayor peso o altura, mayor riesgo de sufrirla).
  • Generalmente no se opera.
  • Gran importancia del diagnóstico y la valoración por parte del fisioterapeuta para tratar adecuadamente la lesión.
  • Tratamiento conservador > Tratamiento quirúrgico. Importancia de trabajo de fuerza progresivo.

Bibliografía

Santana JA, Sherman Al. Jumpers Knee. [Updated 2019 Nov 16]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532969/

King D, Yakubek G, Chughtai M, et al. Quadriceps tendinopathy: a review-part 1: epidemiology and diagnosis. Ann Transl Med. 2019;7(4):71. doi:10.21037/atm.2019.01.58

Andriolo L, Altamura SA, Reale D, Candrian C, Zaffagnini S, Filardo G. Nonsurgical Treatments of Patellar Tendinopathy: Multiple Injections of Platelet-Rich Plasma Are a Suitable Option: A Systematic Review and Meta-analysis. Am J Sports Med. 2019;47(4):1001-1018. doi:10.1177/0363546518759674

Lian, O. B., Engebretsen, L., & Bahr, R. (2005). Prevalence of jumper’s knee among elite athletes from different sports: a cross-sectional study. The American journal of sports medicine, 33(4), 561–567. doi:10.1177/0363546504270454

Intecma

Centros de Fisioterapia y salud

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Medidas preventivas COVID-19

En Intecma nos preocupamos por la SALUD, y seguimos trabajando para ofreceros una atención segura y de calidad cumpliendo con la normativa vigente. En el enlace os indicamos algunas de las medidas de prevención frente al COVID-19: